lunes, 20 de marzo de 2017

Aquí estoy

El otro día les dije que solo volvería en el caso de que algo me hubiera emocionado en lo que quedaba de Feria.

Y como lo prometido es deuda, aquí estoy.

Han pasado cosas en la recta final de la Feria. La oreja de Román, la puerta Grande de Perera (bastante discutible), el triunfo de Ginés Marín, la puerta grande de El Juli (a mí no me gustó) y el indulto de Pasmoso.

No les hablo de la puerta grande de Roca Rey porque ese día mi cuerpo y mi cabeza dijeron basta y me pasé toda la tarde en la cama y no pude asistir al festejo. Lo suyo me dolió perdérmelo, pero les juro que no podía mantener mi cabeza sobre mis hombros.

He dicho que han pasado cosas, pero de todo lo que ocurrió, lo que realmente me emocionó fue el indulto de Pasmoso por López Simón. Puede que sea políticamente incorrecta y que para algunos cambie la opinión de "buena aficionada" que tenían de mi. 

Me importa tres pepinos. Yo pedí el indulto, me emocioné y eso es lo que me importa.

Lo que digan de mi, ya saben que me la trae al pairo, porque yo soy yo y mis circunstancias y solo me muevo por emociones.

Por lo demás, la Feria para mí, tanto dentro como fuera ha sido una de las peores que recuerdo.

Solo se salva la excelente compañía de mis compañeros de localidad, que en su día lo fueron de mi padre. Me hacían sentir bien y me sentía muy arropada.

De lo demás, corramos un tupido velo, porque quiero olvidarlo.

Solo les voy a contar algo que me ocurrió ayer por la tarde después de los toros.

Me encontré al que durante mucho tiempo fue mi médico de cabecera. Me preguntó como iban las cosas. Y yo le hablé de la Feria. 

Le dije que solo había podido ir a los festejos pero que no los había disfrutado como antes.

Entonces él me contestó que hay momentos en la vida en los que por las circunstancias, hagas lo que hagas nada te hace sentir bien.

Pues eso es el resumen de mi Feria.

Cuando vuelva la Amparo sonriente del ayer, volveré a disfrutar de las Ferias.

Eso si, que el momento del indulto, no me lo quite nadie.

Espero volver pronto por aquí.

Hasta entonces, cuídense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada